Disciplina Espiritual

SELECCIONA IDIOMA:
Gratuito
Disciplina Espiritual

Disciplinar a nuestros hijos de una manera positiva y eficaz requiere que seamos disciplinados con nosotros mismos. La disciplina más difícil de mantener es la constante creencia y conexión con nuestra esencia genuina y poder interior.

Ganar el juego de la vida implica enfrentar a un digno oponente y vencerlo empieza con creer en uno mismo. Si impartimos esta conciencia en nuestros hijos, podremos ayudarlos a ser dueños de su poder y Luz por el resto del juego.

Compartir: